Software Libre

El concepto de software libre se define en el sitio en Internet de la Fundación para el Software Libre (más conocida como FSF del inglés Free Software Foundation) [1] de la siguiente manera:

El Software Libre es un asunto de libertad, no de precio. Para entender el concepto, deberías pensar en libre como en libertad de expresión, no como en cerveza gratis [N. del T.: en inglés una misma palabra (free) significa tanto libre como gratis, lo que ha dado lugar a cierta confusión].

Software Libre se refiere a la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, cambiar y mejorar el software. De modo más preciso, se refiere a cuatro libertades de los usuarios del software:

  • La libertad de usar el programa, con cualquier propósito (libertad 0).
  • La libertad de estudiar cómo funciona el programa, y adaptarlo a tus necesidades (libertad 1). El acceso al código fuente es una condición previa para esto.
  • La libertad de distribuir copias, con lo que puedes ayudar a tu vecino (libertad 2).
  • La libertad de mejorar el programa y hacer públicas las mejoras a los demás, de modo que toda la comunidad se beneficie. (libertad 3). El acceso al código fuente es una condición previa para esto.

La expresión propietary software ha sido traducido por la FSF [2] como software privativo con la idea de reforzar el hecho que priva de las libertades antes indicadas; sin embargo, en nuestro medio, la expresión software propietario es la que más se utiliza desde hace años, por lo que será usado de esa forma en el presente documento.

El software propietario es aquel desarrollado por alguna persona u organización sobre el cual –usualmente- tienen derechos de autor y derechos de comercialización y que son ofrecidos al mercado con determinadas condiciones establecidas en las licencias de uso. El software propietario, establece en las licencias, las excepciones, limitaciones, responsabilidades y restricciones sobre el producto, entre otros; siendo común que no se permita realizar copias (exceptuando las de respaldo), hacer modificaciones y/o revisar el código fuente empleando cualquier método.

El concepto de software de código abierto (más conocido como Open Source) es uno que cumple con el conjunto de criterios establecidos por la Open Source Initiative OSI [3] y que difiere en algunos aspectos con los del software libre. La característica más importante en común con el software libre es que el “código fuente del software” esté disponible. Sin embargo, permite al fabricante establecer otras limitaciones, por ejemplo, no permitir realizar copias o no permitir la modificación del producto (salvo para uso personal). Un producto que cumple con el concepto de software de código abierto no necesariamente cumple con la definición de software libre; sin embargo, un producto que cumple con el concepto de software libre también cumple con el concepto de software de código abierto.

Los conceptos de software libre, software de código abierto y software propietario son los que más se utilizan dentro de una discusión sobre el tema de software libre. El concepto de software libre es respaldado por la FSF, organización fundada en 1985 por el profesor Dr. Richard Stallman, investigador retirado del MIT. El concepto de software de código abierto es respaldado por la OSI [3], organización que fuera creada en el año 1998.

Sobre los conceptos antes indicados, conviene agregar el concepto de licencia –que ya se utilizó en esta sección-, como el documento donde se establecen las reglas a seguir en la adquisición[i] y utilización de un software. En el sitio en Internet de la FSF se puede encontrar una explicación sobre las diversas alternativas de licencias [4].

Finalmente, para concluir esta sección, conviene mencionar que el software libre y el código abierto (open source) son dos fuertes corrientes (movimientos sociales) que van más allá del aspecto meramente técnico y económico.