Aplicaciones Portables

Software
Pongámonos en el caso de un alumno que desarrolla sus trabajos ofimáticos con OpenOffice, revisa su correo con Thunderbird, prefiere navegar con Firefox, organiza su agenda con Sunbird, se comunica con un cliente de mensajería multiprotocolo como Pidgin o escucha su música con VLC. De regreso a su casa de estudios se encuentra con todas las máquinas con Windows y sin sus aplicaciones favoritas, pero hay una solución sencilla, el alumno puede seguir disfrutando de todo este software libre pasando de una computadora a otra, sin necesidad de instalarlos, con tan sólo conectar su memoria USB. No me refiero a las llamadas memorias U3 que sacó SunDisk hace un tiempo, sino al programa gratuito PortableApps [1].

Por ejemplo, un alumno que haya desarrollado su presentación con el Impress de OpenOffice debería tener la opción de poder proyectarla en un salón de clases, ¿que hacer si no está instalado el OpenOffice en un sistema Windows?, recurrir a la tecnología de PortableApps y podrá abrir todos su archivos o seguir revisando su correo de una computadora a otra con solo enchufar la memoria USB, obviamente que mientras mayor tamaño tenga nuestra memoria USB más provechoso resultara éste modo de trabajo pues podremos instalar mayor número de aplicaciones [2].

PortableApps sólo funciona con aplicaciones nativas de Windows, ¿que hacer con nuestras aplicaciones nativas de Linux para seguir usándolas de forma móvil?, una opción puede ser utilizar una distribución Linux que pueda arrancar desde una memoria USB, podemos usar por ejemplo la distribución Puppy para ello [3], pero también podemos sorprender al resto ejecutando en Windows, desde el USB, un sistema entero Linux con todas sus aplicaciones, como si se tratara de un programa más, y esto lo podemos hacer gracias a la tecnología de maquinas virtuales, en particular con el emulador QEMU el cual, gracias a una versión especial para Windows [4], nos permitirá levantar por ejemplo el Puppy Linux más algunas aplicaciones preinstaladas [5], entorno donde podemos seguir instalando más aplicaciones hasta donde alcance la memoria de nuestro USB, que a la fecha he visto que venden memorias de hasta 8GB.

Queda demostrado entonces que existen formas de poder seguir usando nuestras aplicaciones libres favoritas, pasando de una PC a otra, sin importar si tenemos al frente una computadora con Windows.

Fuentes:
[1] http://portableapps.com/
[2] http://portableapps.com/apps
[3] http://www.puppylinux.com/flash-puppy.htm
[4] http://www.h7.dion.ne.jp/~qemu-win/
[5] http://www.kriptopolis.org/qemu-puppy-tu-pc-de-bolsillo